A candil muerto, todo es prieto.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: