A falta de manos, buenos son pies.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: