A un asno, bastale una albarda.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: