Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: