De hombres se hacen los obispos.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: