Del ocio nace el feo negocio.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: