La pereza nunca hizo nobleza.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: