La risa abunda en la boca de los tontos.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: