A balas de plata y bombas de oro rindió la plaza el moro.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: