A casa de tu amigo rico iras siempre requerido, y a la del necesitado iras sin ser llamado.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: