A falta de hombres buenos, a mi padre le hicieron alcalde.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: