A hombre jugador y a caballo correlón,¡Ay qué poco les dura el honor!

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: