A la mujer loca, más le agrada el pandero que la toca.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: