A la puta y al barbero, nadie los quiere viejos.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: