A los veinte valiente, a los treinta casado, y a los cuarenta rico; si este dicho no se cumple, este gallo clavo el pico.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: