A medida del burro hay que comprar la albarda.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: