A quien Dios ama, el viento le junta la parva.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: