A veces es peor el remedio que la enfermedad.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: