A veces más vale callar y pasar por tonto, que abrir la boca y demostrarlo.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: