Al pesar por el bien ajeno, llaman envidia y es veneno.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: