Antaño me mordió el sapo, y hogaño se me hincha el papo.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: