Anteayer tu pan comí, y ayer no te conocí.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: