Aunque las sillas hayan cambiado, los mismos culos siguen sentados.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: