Aunque mucho brilla, no es de oro la hebilla.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: