Cena sin vino, ni olla sin sal, no es manjar.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: