Cielo empedrado, a las veinticuatro horas mojado.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: