Con las armas empuñadas, poco vino y mucha calma

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: