Cuando el ama no está en casa, las ollas están sin asa.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: