Cuando el diablo no tiene que hacer, coge la escoba y se pone a barrer.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: