Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: