De grandes cenas están las sepulturas llenas, de grandes desayunos no sé ha muerto ninguno.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: