El caballo se amarra donde dice el dueño, aunque se ahogue.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: