El dinero y la vejez te ponen contra la pared.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: