El qué a los veinte no es valiente, a los treinta no caso y a los cuarenta no medró, ese pájaro voló.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: