El que juega por obligacion pierde por devocion.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: