El que levanta demasiado la cabeza, no ve donde pisa.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: