El que para mear tiene prisa, termina por mearse la camisa

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: