El que se ocupa demasiado en hacer el bien no tiene tiempo de ser bueno.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: