Entre puntada y puntada, una mira dita a cuantos pasan.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: