Eres más simple que el mecanismo de un botijo.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: