Es el desdén espada de doble filo: uno mata de amores; otro, de olvido.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: