Fortuna y aceitunas, a veces muchas y a veces ninguna.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: