Hay dos cosas que siempre hacen hablar: el coraje y la vanidad.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: