La buena hiladera, con el rabo del asno, hilaba la tela.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: