La buena suerte se pasa, y el saber se queda en casa.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: