La chancla que yo tiro no la vuelvo a levantar.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: