La desdicha no camina por los montes, sino entre los hombres.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: