La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: