La fortuna es un montoncillo de arena: un viento la trae y otro se la lleva.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: