La madera de enero no la pongas al humero.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: